1/6/08

Una lápida para Antonio Matea Calderón

Ante la muerte todos habitamos una ciudad sin murallas. En la noche del 13 al 14 de mayo perdió la vida vencido por la enfermedad un hombre bueno. Escritor, y editor, acelerado porque estaba amotinado contra la muerte. Al que se le pasó la vida en un suspiro. ¿Y a quién no?

Hacedor de libros que regalaba como el que reparte munición en un asedio. Al que escuché muchos sucedidos recontados con gracia, pero al que nunca oí hablar mal de nadie, incluso errando a sabiendas alguna vez al salir a defender a necios, con banda, notorios.

Lo acordamos más de una vez, la vida es un tránsito fugaz entre dos nadas eternizadas. La obra, las letras juntas, un frágil parapeto para mantenernos unos pocos años más entre nuestros semejantes. Escribió muchos libros, las “Andanzas y desventuras del llamado Raspa de las Santanas”, las “Cartas a Emilio Nuñez del Hoyo”, el “Desterrado”, el “Formulario”, “Íbamos por la tierra”, entre los últimos.

Desahuciado de su ciudad, teniendo que coger carretera y manta, tren y maleta en su caso, luego, aquellos con los que se reunió voluntariamente, engañado por su fachada, nunca pasaron de saludarlo muy de lejos. Fue un hombre cabal, amarrado a la honradez que comienza por no callarse.

Atado a la vida, insistiendo en la igualdad de todos, semejante a todos, decía que con dificultad nos verían distintos desde otra especie, la modestia fue siempre su actitud. Que la tierra o el aire del nicho le sea leve.

2/2/08

AU 66

EDITORIAL: El mantenimiento del boletín se había hecho imposible, valga esta hoja volandera.

Ejerciendo la reconciliación

Dos años y medio más tarde Antonio Matea Calderón figuraba de nuevo en las filas de AU, exactamente como presidente de la asociación cultural.

AU 65


En la carta a los lectores se proponía ir hacia una Oposición Cultural.

AU 62-63-64


Un intento de mantener la periodicidad mensual, el impuso se acabaría en el siguiente número.

1/2/08

AU 61, vuelta de Punta Umbría


Que buenas horas fueron las que pasé en Punta Umbría. El número 61 gira alrededor de aquella estancia de poco más de dos días, hecho con los encuentros que tuve allí.
En la portada aparezco con mis padres y una pistola de juguete.

AU 60, abril del 2000

La ilustración de portada es de Julián Alonso.

31/1/08

AU 59


Una portada mejor en unos y ceros que en su impresión.

AU 58


El poema visual de la portada fue debido a Francisco Aliseda, el editor de "Veneno".

AU 57


El dibujo de portada es de Luís Pozo y la carta a los lectores fue escrita sin seguir la rueda de la industria cultural.

24/1/08

El número 56 ha desaparecido

Pues sí, el número 56 ha desaparecido. No hay un ejemplar en el archivo. Si alguien conserva un ejemplar ya sabe, contacte. Recompensa, un café solo o cortado.

AU nº 55, noviembre 1999


En la "Carta a los lectores" hay un eco del editorial fundacional del 85, dice:

"(...)
El espíritu activo intentará en todo momento recuperar un mundo de sueños, imágenes y acciones largamente olvidado, la apertura de la experiencia y no su clausura."

21/1/08

Después del nº 71 el nº 54

Debido a la dimisión de Antonio Matea Calderón le devolví su númeración y el nombre ("Llanura y Vallés) de su publicación, de aquí el vaivén de números. Aunque la cosa no acabó así...

Idos y venidos

Aunque lo cierto es que nunca hubo colas ante la puerta de mi domicilio para alistarse bajo las banderas de la poesía, sin embargo algunos si que se fueron y volvieron.

18/1/08

Nº 71 de una tercera época que acaba


La portada me sigue gustando... aunque el papel se trasparenta.

Un nº 70 que no lo fue










En este número figura un listado de los anteriores con una somera explicación.

14/1/08

La portada del número 8 de "Llanura y Vallés"


"Llanura y Vallés" fue una publicación dirigida por Antonio Matea Calderón que se fusionó con "Añó Uno" pasando A.M.C. a presidir la asociación cultural "Año Uno".

El número 14 de "Año Uno" con el número 8 de "Llanura y Vallés" y el número 2 de "No imaginar"


En el año 1994, y en ebullición la Coordinadora de Revistas Culturales, "Año Uno" se trieditó junto con "Llanura y Vallés" (Antonio Matea Calderón) en la otra portada y "No imaginar" (Sand, Kizr, Moje, Juan) las páginas centrales. Una marca mayor.

13/1/08

Un dibujo del número 4


Pepe Gallego contribuyó con tres dibujos al número 4 de "Año Uno"

Por fin, el número 4


El dibujo de portada lo realizó Juan Siquier y en el consejo de redacción tenía presencia Antonio Galdón.

Decía el primer párrafo de su editorial:


Una generación perdida no ha sido nunca una generación que se ha perdido, sino una generación que otras gentes y acontecimientos sobre los que no ha tenido "control" han deshecho: sus componentes fueron al desierto de "cada uno solo consigo mismo" y no retornaron.

El número 1 que era el 3












Aquí conté con la colaboración de Cinabrio, en el tiempo presente Qijano, y de otros que tomarían el camino trillado.

11/1/08

por lo mismo que Algo no es, ES

"por lo mismo que Algo no es, ES"/"AÑO UNO" fue el título del editorial del primer número de "Año Uno" elaborado a tres manos: Miguel Barnes, Francisco Bonal y "el brujo".

Su parrafo final:

"La imaginación crítica reirá de aquello que debe perecer, y lo relegará a un ayer nunca nuestro"

Portada y contraportada del nº doble original de "Año Uno"

8/1/08

El primer material para el siguiente número

Una crítica sobre una novela, el manifiesto "Presencia" literaria en el sentido de serenidad o tranquilidad que conserva el ánimo, tanto en los sucesos adversos como en los prósperos, la letra Ybarra. Una nueva llamada a cambiar de calendario. Veréis, porque también colgaremos aquí los textos.

4/1/08

Sobres y sellos para el número 83 u 84

En sobres estoy metiendo 32 AU del nº 83 u 84 (el por qué de dos números a la vez otro día) para que aparezcan ante los ojos de la comunidad de editores de poesía, aunque también he enviado un ejemplar a "El viejo topo".
La tirada total ha sido de 60 ejemplares de color y con 2 páginas, vuelta y vuelta.