4/12/05

PABLO DE ROKHA

Unos hermosos y crepusculares versos de un poeta magnifico, Pablo de Rokha:

(...)
porque es terrible el seguirse a sí mismo cuando lo hicimos todo, lo
quisimos todo, lo pudimos todo y se nos quebraron las manos,
las manos y los dientes mordiendo hierro con fuego;

¡Qué verdaderamente terrible!


No hay comentarios: